cuando das en el clavo y el dedo no sangra

Total, que tengo un sueño en el que un hombre recorta un pájaro en un papel blanco y cuando termina, el pájaro vuela. Me despierto y toda la cama está llena de pájaros que duermen dentro de un hombre que sueña. A veces acierto. No son golondrinas ni palomas ni pájaros a los que podáis darles nombre. Son solo ese animal
vertebrado y puro
que vuela.
Acierto. Como cuando llamo a las cosas por su nombre y de repente, no pesan. Como cuando dejo que me mientan y todos saben que me mienten y casi me río de que me mientan y nadie interviene. Porque la mentira es para quien la inventa y la alumbra y no puede tocarte si no enredas con ella. Acierto, a veces. Y sonrío incrédula. Saberme justo donde tengo que estar, donde es indiscutiblemente para mí, donde es para que yo sea. No pasa a menudo, pero cuando pasa, todo es gratitud y pulmones llenos y exhibo la alegría de lo fácil, lo dulce de la fruta en el verano de mi cuerpo y si es mi día de suerte entiendo que ese lugar no es cualquier lugar sino todos los lugares
y que acierto con o sin pájaros
y que vuelo con o sin hombre
y que hoy se sueña
duerma o no duerma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s