para tus jaulas

Te dije, Y ahora qué hago con todo esto. Dijiste, Cuéntaselo a quien quieras. Yo reía helada, Quién querría escuchar una historia que es solamente desenlace. Dijiste, Escribe un poema. Seguí riendo, De veras pensabas que un poema sería suficiente. Dijiste, Haz lo que quieras. Desde entonces solo muecas, arritmia, figuras con las manos, danzas bajo tierra.

Anuncios

No se ha encontrado nada

Pero el ser no es leve.
Taladra tumbas profundas. Empuja bajo la tierra oscura el cuerpo y allí permanecemos.

Nada fluye. Padecemos nuestro peso insoportable, la vida insostenible entre nuestros brazos endebles. Abrazar es una forma primitiva de mantenerse en pie.

El ser es denso y es pesado como los muertos.

Yo trato de incorporarme para repetir mis oraciones, para pedir coherencia entre mis vértebras, andamiaje y fortaleza, estructura y fortaleza.

 

Ser capaz de erguirme y sostenerme.